MÉTODOS DE PREPARACIÓN

 

Estos son nuestros métodos favoritos y recomendados.

 

Chemex

Fue inventado por un químico alemán llamado Peter J. Schlumbohm. Mientras vivía en Nueva York, se impresionó por el mal café que servían en cafeterías y restaurantes, y que era preparado con máquinas automáticas sin ningún carisma ni diseño. En respuesta a esto inventó la Chemex, un método que requiere de bastante tiempo y manos expertas para poder preparar una excelente taza de café, aparte de tener un diseño sencillo y muy elegante.

Teoría:

El tipo de extracción que utiliza la Chemex es el de goteo. Esta es una extracción en la cual el agua, al entrar en contacto con las partículas de café y con la ayuda de la gravedad, extrae los sólidos solubles del café. La extracción siempre se hace con el agua caliente. El filtro de papel ayuda a resaltar la limpieza y dulzura del café, ya que no deja pasar tantas partículas.

Preparación:

La preparación en Chemex lleva varios pasos. En ella se utilizan 32 gr de café por 400 ml de agua.

• Primero se posiciona el filtro en la Chemex. El lado que quede con las 3 partes del filtro va junto a la boquilla. La Chemex es redonda, no tiene lados.

• Después se humecta el filtro para dilatar la fibra y quitar posibles sabores a papel, esto también sirve para precalentar el método.

• Luego se incorporan los 32 gr (molienda media) de café y hacemos una pre-infusión con 64 ml de agua (la pre-infusión ayuda a que se humecten todas las partículas de café y que después se haga una extracción más homogénea). La pre-infusión debe durar aproximadamente 50 segundos.

• Incorporamos agua hasta llegar a 250 ml realizando turbulencia suave circularmente, y esperamos que realice la extracción hasta el minuto 2.

• Se agregan los 86 ml de agua restantes generando turbulencia lentamente y se espera hasta el minuto 3 o 3:30 para que la bebida se acabe de filtrar. Aquí se retira el filtro y se sirve la bebida.

Tip: ¡Puedes cambiar 150 ml de agua por 150 gr de hielo, así te queda un café frío al instante!

Prensa Francesa

La primera prensa francesa pudo haberse encontrado inicialmente en Francia, pero fue refinada y patentada en Italia por el diseñador milanés Attilio Calimani. Sin embargo, fue una empresa francesa productora de clarinetes la que empezó a fabricarla masivamente en 1958 con tal éxito, que se difundió por Europa y el mundo.

Teoría:

El tipo de extracción que se utiliza con la prensa ocurre a partir del remojo. La prensa extrae los sólidos solubles del café que ha permanecido en contacto con el agua por cierto tiempo, al que se le aplica una pequeña presión con el émbolo. El filtro metálico que tiene la prensa permite que resalten el cuerpo y los sabores más fuertes del café, ya que el filtro deja pasar más partículas finas.

Preparación:

El café en prensa se prepara con 18 gr de café por 240 ml de agua.

• Primero se incorpora el café en la prensa (molienda gruesa).

• Se realiza una pre infusión con 50 ml de agua por 30 segundos.

• Después se le agrega circularmente los 190 ml de agua restante al café logrando hacer turbulencia circularmente.

• Dejamos extraer por 4 minutos desde que el café recibió la primera gota de agua.

• Pasados los 4 minutos bajamos el émbolo suavemente y servimos la bebida.

Aeropress

Este método fue lanzado al mercado en 2006 y en pocos años ha conseguido un número importante de seguidores. Su origen es americano. Diseñada como un artículo práctico y portátil, liviano, sin necesidad de electricidad, se ha convertido en una cafetera apreciada por los más entusiastas del café.

Teoría:

Es una combinación de cafetera de émbolo o prensa francesa con un filtro de papel que utiliza la presión del aire para elaborar un café con más aceites y menos sedimentos en un tiempo récord.

Preparación:

El primer paso consiste en adicionar 22 gramos de café (molienda media-fina) dentro del método.

• Después se agregan 100 ml de agua para la pre pre-infusión y se deja durante 40 segundos.

• Se genera turbulencia en círculo tres veces con la paleta.

• Se agregan los 140 ml de agua restante y se deja hasta el minuto dos, contado a partir del momento en el que se agregó la primer gota de agua.

• Se vuelve a generar turbulencia suavemente tres veces.

• Se cubre con el portafiltro con el filtro humedecido, y se invierte el método para colocarlo sobre la taza y así filtrarlo.

• Se ejerce presión hacia abajo con el émbolo para filtrar completamente la bebida.

Siphon

En 1830 un alemán llamado Loeff creó, en Berlín, el primer siphon de vidrio para café. Su uso ha sido particularmente popular en Japón.

Teoría:

El siphon utiliza el vacío como método de extracción. Al hervir el agua esta sube a la cámara superior y entra en contacto con el café. Allí se queda extrayendo el café por un tiempo y al retirar la llama, el contenedor inferior succiona el agua dejando las partículas de café separadas de la bebida. Tiene la singularidad de que la temperatura del agua al extraer el café está justo en su punto de ebullición, lo que no pasa en ningún otro método.

Preparación:

El siphon se hace con 30 gramos de café por 400 ml de agua.

• En la parte esférica del sifón se le agrega el agua preferiblemente caliente, se le pone la parte superior del sifón y se prende el mechero de alcohol o la parrilla eléctrica.

• Esperamos a que el agua empiece a hervir y sellamos; cuando toda el agua haya subido agregamos el café y esperamos 2 minutos y 30 segundos.

• Transcurrido este tiempo retiramos la fuente de calor, dejamos que la bebida se filtre y servimos.

¿Quieres tener nuestro libro Notas de Café?